La boda alquímica

Quizás en estos momentos donde los valores humanos están en plena mutación, sería de suma importancia cambiar el lenguaje.

Al decir femenino/masculino, se tiende a pensar que las cualidades femeninas, pertenecen preferencialmente a la mujer y las masculinas al hombre, esto es un grave error, si bien es cierto que la naturaleza de la mujer al ser madre, tiene una tendencia mayor a la empatía, la ayuda mutua y comunidad y que por dogmas aprendidos el hombre ha necesitado negar su sensibilidad para sobrevivir en este mundo, en los últimos 2000 años y más aun en el último siglo, hombres y mujeres han dado mayor importancia al cerebro izquierdo, minimizando la importancia del cerebro derecho, es hora de reconocer en hombres y mujeres el potencial de ambas polaridades, así como la necesidad de la boda alquímica de estas para llegar a la realización del Ser.

No se permite realizar comentarios.